MASCARILLA DE GHASSOUL PARA PIEL GRASA Y CON ACNÉ

     Esta mascarilla a base de ghassoul, una arcilla limpiadora propia de Marruecos, es apropiada para limpiar las impurezas de las pieles propensas al acné, ya que al poder absorbente del ghassoul añadiremos las propiedades antibacterianas de las semillas de comino negro, del fenogreco y del clavo.

      Para su elaboración necesitamos:


1 Cucharadita de ghassoul
Clavos, fenogreco y semilla negra molidos
1 Cucharadita de aceite de argán o aceite de semilla negra
1 Cucharadita de miel
Agua de rosas o  de azahar hasta obtener consistencia deseada.

     Se mezclan todos  los ingredientes y se deja reposar unos minutos. Se aplica en el rostro durante un cuarto de hora aproximadamente y se retira con agua tibia.

     Se puede sustituir el ghassoul por otro tipo de arcilla, y los aceites por los que sean más accesibles o según tipo de piel.

     Es una mascarilla que no reseca la piel por lo que no solo las pieles grasas pueden beneficiarse de ella sino también la piel con acné y deshidratada

MASCARILLA EXFOLIANTE DE AVENA


      Aprovecha el poder purificante de la avena, mezclada solo con agua conseguirás una mascarilla exfoliante que además de limpiar  y absorber el exceso de grasa, cierra los poros y aporta suavidad. 


        Deja esta mezcla unos 20 minutos en el rostro y aclara con agua tibia terminando con agua fría.


ACEITE CONTRA LAS MANCHAS

 
     Mediante la mezcla de estos tres aceites podemos atenuar las manchas producidas por la exposición al sol, o incluso hacer que desaparezcan. Mezclamos a partes iguales estos aceites:

Aceite de ricino
Aceite de germen de trigo
Macerado de cáscaras de limón en aceite de girasol

     Debemos tener en cuenta que solo lo podemos aplicar por la noche.

     Para potenciar su efecto quita-manchas añadir aceite esencial de apio y zanahoria, y también sustituir el macerado de cáscaras de limón por su aceite esencial.


TÓNICO ASTRINGENTE DE MENTA

        Este tónica suaviza e ilumina la piel, cierra los poros y es apropiado para todo tipo de piel, aunque en especial para la piel grasa.

         Para prepararlo solo tienes que mezclar una cuacharada de menta con dos cucharadas de vinagre de manzana (o hasta que la menta quede cubierta), macerar una semana, filtrar y añadir un vaso de agua destilada.

          Se puede usar con un algodón con suaves toquecitos sobre la piel o con un spray. 


CÁSCARAS DE CÍTRICOS EN POLVO

           Una forma de aprovechar las cáscaras de las frutas cítricas que consumas es secarlas en un deshidratador o bien  al sol o incluso en el horno apagado (para aprovechar el calor residual de una cocción anterior). Una vez que estén bien secas, se muelen en un molinillo hasta obtener un polvo que guardaremos en un frasco hermético para que nos dure más tiempo.

           La cáscara de cítricos en polvo nos puede ser útil a la hora de realizar nuestras preparaciones cosméticas (para realizar nuestras mascarillas para el rostro, como exfoliante que nos limpie la piel suavemente) e incluso para aromatizar bizcochos o galletas.

            ¿Se te ocurre otro uso para este ingrediente?


EXFOLIANTE SUAVE CON COCO RALLADO

Esta mascarilla exfoliante de coco rallado limpia la piel suavemente manteniéndola suave e hidratada.
 
Para hacerla mezcla: 

Una cucharita de coco rallado
Dos cucharitas de harina de arroz (o cualquier otra harina)
Agua de azahar hasta obtener la consistencia deseada.

Aplicar en la cara limpia, dejar 20 minutos, retirar masajeando con suaves movimientos circulares. Aclarar con agua tibia y luego agua fría.
 

Banco de Imágenes Gratis

ACEITE DE COMINO NEGRO PARA EL ACNÉ


Fuente de la imagen
El aceite de comino negro, habba sawda en árabe, es un remedio eficaz contra el acné ya que es anti-inflamatorio, calmante, regenerante, antibacteriano... y un largo etcétera.

 
Una forma de combatir los granos cuando aparecen es usar directamente el aceite de comino negro sobre el grano, también puedes añadir aceites esenciales, una buena sinergia anti-acné es el aceite de árbol de té con aceite esencial de lavanda. Aplica esta mezcla sobre los granos varias veces al día.
 
Otras maneras de usar el aceite de comino negro para el tratamiento del acné es añadiendo una cucharita de este aceite en  el agua para hacer vapores faciales o añadirlo en mascarillas de arcilla.
 
Y para tener la piel libre de grasa y de granos mezcla tres partes de aceite de jojoba con una parte de aceite de comino negro y úsalo después de tu rutina de higiene diaria. Y si quieres enriquecer este aceite con aceites esenciales añade 10 gotas por cada 30 ml. de aceite.
 
Para combatir el acné desde el interior toma una cucharada de aceite de comina negro todos los días en ayunas, y si lo prefieres también puedes combinarlo con miel para que tenga un mejor sabor.